Pronto ves el sol

El sol se negaba a salir para mí.
Y sé que, hay momentos que también se niega a salir para ti.
Y esa oscuridad que te abruma, crea unas heridas emocionales que parecen insuperables.
Lo sé porque las he sentido.
El rechazo, el abandono, la soledad, el miedo, la inseguridad, las dudas, el resentimiento, la rabia, la anulación, el dolor.
Las he sentido todas en mi propia piel.
Por eso sé cómo te sientes.
Te sientes Herid@.
Y quieres sentirte Sanado.
Desesperadamente.
Quieres renacer con fuerza y consciencia y disfrutar del “paraíso” aquí.
Hoy.
¿Cierto?
Deja que te guíe.
Las Terapias Holísticas,te ayudan a despejar ese cielo nublado.
A aceptar que todos los pasos son necesarios y perfectos.
Deja que te guie hacia tu propio aprendizaje y sanación.
Y pronto ves el sol.

Tú tomas el primer paso

SÍ QUIERO UNIRME Yo te acompaño. Únete a la comunidad Leonor Montori, y te ayudo a impulsar ese cambio que necesitas. Paso a paso. De la mano. Recibiras información sobre los eventos que se organizan en el Centro Leonor Montori y mucho más. Para que por fin seas Tú. Seas feliz.

La Visión

leonor_sobremi

Como cada día desde hacía unas semanas,  empecé a meditar.

Poco a poco, fui adentrándome a lo más profundo de mi universo interior, sin ser consciente de que, en ese preciso momento de mi vida, iba a cambiar todo.

Pronto, de Herida iba a pasar a Sanada.

De ausente, “un descuido”, “la oveja negra”, “anulada”, de tenerlo todo y sentir que no tenía nada, iba a pasar a VIVIR la vida con mayúscula.

Ese día, mientras mi subconsciente me alejaba del vacío que vivía, vi muy clara mi razón de ser.

Allí estaba: fulminante, inevitable, imponente. No había ninguna duda.

Mi labor en esta vida era guiar a las personas hacia su auto sanación.

Ayudarles a encontrar su propia luz.

Tenía que abrir mi propio centro de Terapias Holísticas.

Pero, aunque el objetivo se me presentaba con una claridad irrefutable, el camino estaba repleto de obstáculos.

¿A quién se le ocurriría dejar un trabajo fijo en plena época de crisis, y lanzarse al vacío para guiar a los demás hacia su auto sanación?

A mí. A Leonor Montori. Abrí los ojos. Sonreí. Hacía tiempo que no lo hacía.

Ese día dejé la negatividad, los bloqueos y el mal estar detrás en aquella sala.

Ese día me puse en manos de la vida y al servicio de los demás.

El Renacer

Mi hija marcó un antes y un después. Tras su nacimiento, la vida me arrojó una serie de retos que me llevaron a una profunda crisis existencial.

Sentía la muerte de cerca. Me planteaba si morir o seguir viva.

Aún y teniéndolo  todo (marido, hija, casa, trabajo fijo…), sentía no tener nada.

El vacío dentro de mí era inmensamente doloroso. La gente que tenía a mi alrededor, no me aportaba nada positivo. Más bien al contrario, me transmitían negatividad, me bloqueaban y me limitaban.

Pero, a pesar de los deseos de terminar con todo, aposté por la vida.

Empecé a trabajar en mí. Poco a poco. No fue fácil. La vida me lanzaba pruebas a superar. Quería que le demostrase que realmente apostaba por Ser y Vivir.

Así, de “ausente”, “un descuido”, “la oveja negra”, “anulada” pasé a ser guía y maestra. De tenerlo todo y sentir que no tenía nada, pasé a perderlo todo y sentirme plena, pasé a VIVIR la vida con mayúscula. Siendo mi propia guía y maestra. Y en ese momento llego la total aceptación de mi misma y de mis experiencias. Lo que estaba viviendo era perfecto.

Ese día comence mi proceso de cambio y pasé de Herida a Sanada.

renacer_sobremi2

Mis Pacientes te cuentan

- Naturopatia Cuando acudi a Leonor, sabia que habia un transfondo en mi lesión. Leonor llega a niveles impensables, se entrega y logra en mi caso ayudarme y sanar cuerpo y alma. Gracias de corazón.
- Constelaciones Fluviales Mi experiencia con la constelacion fluvial fue muy positiva y superó mis expectativas. En concreto me ayudo a obtener una mirada diferente a las relaciones interpersonales con los miembros de mi familia y pareja. A ser consciente de la importancia de respetar el orden del sistema, el lugar que cada uno ocupa. Así mismo me ayudó a respetar las historias de mis progenitores, a honrarlas a ellas ya las hitorias de las generaciones que los precedieron para poder así sanarlas. Es una gran herramienta para trabajar las relaciones desde un enfoque diferente y desde el amor. Muchas gracias Leonor.